El próximo viernes 8 de febrero de 2019 en el Salón de Plenos de la Diputación de Badajoz (Badajoz), a las 20,00 h, se presentará el ensayo dedicado al pintor Eugenio Hermoso, escrito por Rodrigo Vargas y editado por la Diputación de Badajoz.

En 1883 nace en Fregenal de la Sierra una de las personalidades clave del panorama artístico extremeño. En este ensayo basado en la documentación recabada en la Tesis Doctoral Hermoso, un Utópico en Madrid, Rodrigo Vargas hace un repaso por la producción pictórica del pintor Eugenio Hermoso Martínez, abordando tanto la génesis propia del artista en su infancia y sus años de formación, como sus obras de madurez.

                En este estudio se aprovecha de manera vehicular la personalidad de Hermoso para hacer un viaje a través de unos años tremendamente complicados y llenos de cambios, como fueron los de la primera mitad del siglo XX. La historia de Hermoso está ligada a unas instituciones y un mundo académico que se encuentra en decadencia y es suplantado paulatinamente por un nuevo ordenamiento del panorama cultural.

                En este texto intentamos poner en valor esa producción, injustamente tratada en ocasiones, por lo que de cercana y representativa tiene de la realidad extremeña. En ocasiones, los historiadores ponen el foco en artistas que trabajan fuera de nuestro país para crear una imagen de arte español, moderno y entroncado con las vanguardias históricas, sin embargo obvia a otros artistas, que formaban un grupo muy numeroso y se movían en unas coordenadas completamente diferentes. Estos últimos, por lo general no son los más conocidos, ni los que hicieron mayores aportaciones a la evolución del arte, pero son indispensables para conocer nuestra historia y la evolución tanto de las políticas culturales como del mercado del arte.

                Del estudio de la producción pictórica de Hermoso pueden sacarse numerosas claves para entender la gestación de la iconografía de “lo extremeño”. Los personajes , las ropas, los paisajes, los temas … forman un decálogo de lo que se entiende por estética del mundo rural en Extremadura, considerándose a este  artista, durante años, el pintor que mejor supo captar la esencia de nuestra tierra.